Nada le quita el sabor a la vida como la noticia de un remake (O: “Mi queja por The Craft”)

¿Saben qué es lo bonito de las películas de culto? Que son perfectas tal como son ¿Saben qué pasa cuando las quieren modernizar? Todo sale mal. No lo digo yo, vean el caso de Robocop y Total Recall. Pero bueno, una que es anti-remake…

Ahora sí, a la noticia. La perfecta y controversial película de mediados de los noventa sobre cuatro chicas “fuera de onda” que se adentran a la brujería, protagonizada por Fairuza Balk, Robin Tunney, Neve Campbell y Rachel True, regresa al cine (por culpa de) Sony Pictures y será dirigida por Leigh Janiak, directora de la película de terror “Honeymoon”. Ya vi a varios sitios celebrando que una mujer dirija una película protagonizada mayormente por mujeres, y yo solo espero pacientemente el día en que se deje de hacer mención del género de una persona para celebrarle algo o ignorarlo. Pero eso ya es otro tema.

Todavía no se habla del reparto para el remake, pero no se preocupen, no tienen que saberlo para empezar a quejarse. Yo no me voy a esperar.

Realmente espero que no quieran hacerle esto a todas las películas que considero perfectas. No quiero un Reality Bites versión 2015; no necesito un Donnie Darko con efectos especiales más chingones, ni una Singles protagonizada por Taylor Swift en lugar de Bridget Fonda. No, no, no.

Ahora que menciono esas películas, me percato de lo que tienen en común: Un soundtrack rompemadres. Y eso ningún remake lo va a poder superar jamás, entiéndanlo, horribles corporaciones que no nos dejan tener cosas bonitas.

¡Comparte!

Deja un comentario