Mario regresa a la moda con Moschino y Jeremy Scott

Los videojuegos son una moda, decían. En 1984. Y no. Hoy, de hecho, la moda se nutre de ellos con relativa frecuencia y esta semana tenemos un caso notable. La marca italiana Moschino comisionó a (oh noes) Jeremy Scott para diseñar una colección en colaboración con, sonidito de 1-UP, ¡Super Mario!

Los diseños que Scott preparó para esta cápsula ya están a la venta e incluyen dos camisetas (tees),  dos crew necks, una hoodie, una backpack, un bolso, un cinturón y tres modelos diferentes de carteras. Los diseños están inspirados en el material gráfico de Super Mario Bros. 3 y Super Mario World; las ilustraciones usadas parecen salidas directo de los booklets de instrucciones de esos juegos, tanto así que los tops son muy similares al merchandise oficial de Nintendo de 1990 (en ese entonces tuve una sudadera casi idéntica a esa hoodie).

La ropa de Jeremy Scott y Moschino normalmente es, cómo decirlo… Desbordante. Pero esta vez me parece que lograron aterrizar la inspiración de la colección en diseños muy limpios y balanceados que, al menos a mí como fan de la ropa y de Nintendo, sí me gustaría usar y eso ya es un mérito si consideramos que los responsables de esta ropa viven en la frontera del mal gusto. Recuerden que Jeremy Scott es el weirdo que viste de forma regular a Katy Perry, Rihanna y que diseñó estas cosas:

Ahora las malas noticias. Moschino no es una marca de moda high end, pero tampoco es una marca dirigida al gamer fashionista de clase trabajadora; el rango de precios de la colección Super Moschino va de los $200 a los $1000 y les hablo de dólares americanos, no de monedas del Mushroom Kingdom. So… :(

Para las princesas y los fontaneros opulentos que nos leen, aquí pueden comprar la colección Super Moschino.

Vía High Snobiety

¡Comparte!

Deja un comentario