Mis personajes femeninos favoritos: Edición películas

Antes de empezar a escribir esto, me dí cuenta de que hay muchas cosas que tomar en cuenta para elegir a mis favoritas. Para empezar, está el género de película, pero quiero dejar eso a un lado porque creo que tengo en mente a mi Dream Team, todas mis preferidas por algo en particular; asi que éste va a ser un esfuerzo humilde para rendirle tributo al poder femenino en la pantalla grande.

La obligada Manic Pixie Dream Girl: Clementine Kruczynski, de Eternal Sunshine of the Spotless Mind.

clem

Por definición, las Manic Pixie Dream Girls son complicadas. Tienen ese factor noséquéquequéséyo que hace que cualquiera se enamore de ellas. Clementine es mi favorita porque lo tiene todo. Es excéntrica, lo que demuestra con su colección de piedras personalizadas y sus radicales cambios de color de cabello, porque tiene un alma sensible, pero arriesgada, porque es tan frágil como determinada y porque tiene ese instinto protector con lo que ama.

Kicking ass and taking names: Merlina (Wednesday) Addams de la franquicia noventera The Addams Family.

Wednesday_1991
En el diccionario, junto a “sardónico”, debería haber una foto de Merlina. Toda esa inteligencia, malicia, honestidad brutal y al mismo tiempo, ternura, condensados en una pequeña niña de menos de 10 años merece mención honorífica. Merlina se enorgullece de su excentricidad y no siente presión por la sociedad ordinaria que la rodea.

“I, myself, am strange and unusual”, en las palabras de Lydia Deetz en Beetlejuice.

lydia
A diferencia de Merlina, no creo que Lydia se jacte de ser extraña, pero lo acepta. Lydia es introvertida, con pocos pero muy buenos amigos, y una sensibilidad extraordinaria, a pesar de que su comportamiento discreto quiera hacer parecer lo contrario.

The ultimate mom: Sarah Connor, en cualquiera de las Terminator (pero especialmente en T2)

2309065-t2sarahconnor2
El otro día, en no me acuerdo qué película, le preguntan a uno de los personajes cuál es su primer recuerdo de la infancia. Me quedé pensando un rato en cuál era el mío; pasé por aquella vez en que mi hermano tiró una bomba fétida en mi cuarto cuando mi mamá no estaba en casa, la vez que me timó queriéndome comprar a mi osito teddy por 50, sabiendo que yo quería ahorrar para comprarme unas sandalias de Xuxa, para luego revelar –después de haber secuestrado a Junior– que eran 50 centavos. Pero no, ninguna de esas. Mi recuerdo más antiguo es ver Terminator 2 con mis hermanos, muerta de miedo por el maldito policía indestructible, y pensando que Sarah Connor era más grande que Madonna; Sarah era todo lo que podía desear en convertirme cuando quisiera: una mujer guapa, inteligente, fuerte… y armada hasta los dientes.

connor

Libertad, pagando su precio. Alice Ayres en Closer.
004CLO_Natalie_Portman_066
Alice representa dejarlo todo, entregarlo todo, amar con todo. También significa el poder que tiene una mujer sobre un hombre; pero más que nada, sobre sí misma. A pesar de las dificultades, Alice aguanta y sale de cada situación más fuerte. Es una mujer que utiliza las herramientas que otros le dan para conseguir lo que quiere, pero al fin y al cabo, sabe que ella misma, su felicidad, es lo más importante.

Y la más reciente adición a la lista, Imperator Furiosa de Mad Max: Fury Road.

Mad-Max-Furiosa
¿Ir contra el sistema? ¿Quemarlo todo y empezar de nuevo? Furiosa es el ejemplo máximo de lo que la determinación de una mujer puede lograr. Por un lado, está el instinto de supervivencia, por otro el sueño de reestablecer el orden y, de último pero no por eso menos importante, la capacidad de derribar un patriarcado motorizado.

Yo no sé qué es más fascinante sobre Furiosa, pero me identifico con lo que @SofTellez dijo hace unos días en su cuenta de Twitter: “Ya preparando el discurso para cuando mi hija me pregunte mientras llora que por qué le puse Furiosa.”

Deja un comentario