Nada, solo Nick Offerman sentado en un sillón mientras bebe whisky por 45 minutos

en

Ah, Nick Offerman. Es nuestro campeón. En esta era en la que hasta el papel higiénico debe ser “orgánico”, el tipo sigue siendo carnívoro y bebedor de whisky, así que Lagavulin lo eligió para hacer esta suerte de promocional para la época navideña. Así que, en lugar de poner la chimenea de Netflix de fondo en tu tele durante la cena navideña o de fin de año, nada mejor que el silencioso Offerman tomando sorbos de whisky puro de malta durante 45 minutos.

Vía Adweek

Deja un comentario