Sneakerheads: los nerds de los tenis

Tal vez no lo sepan, pero existe un pequeño nicho cultural de freaks a los que nos obsesionan los sneakers, tenis o zapatillas. El nombre más común para esta tribu: SNEAKERHEADS. Lo que hacen, hacemos, es simple: coleccionar tenis.

Esta tribu se desarrolla desde la cultura urbana de forma paralela al hip hop, el graffiti, el arte urbano, el skateboarding y la moda callejera (streetwear), a partir de que el calzado deportivo se incorpora a la imaginería de la cultura pop gracias a su asociación con íconos de la música y el deporte principalmente; la creación de la línea de calzado Air Jordan de Nike se toma como punto de inicio del movimiento sneakerhead.

Nike Air Jordan 1
Nike Air Jordan 1

Desde entonces, las principales marcas de calzado deportivo han adoptado dentro de sus nichos de consumidores a los coleccionistas, para quienes se crean líneas especiales de sneakers casuales o de moda, variantes de materiales, colorways (esquemas de color) de temporada, así como ediciones limitadas creadas en colaboración con diseñadores de moda reconocidos, artistas gráficos o con otras marcas y figuras que sirven como inspiración. Estos productos diseñados para coleccionistas han logrado que existan categorías de calzado premium y de culto con distribución limitada y precios más elevados sobre el promedio de un par regular de tenis.

Nike Dunk High “Día de Muertos” diseñado por el artista X-Ghetto 666, el primer mexicano en colaborar con Nike.

Las ediciones limitadas y las colaboraciones desataron un boom en el coleccionismo de sneakers durante la última década, lo que logró consolidar a este segmento en el mercado para el cuál han surgido redes de compra/venta en línea, boutiques especializadas, eventos promocionales, convenciones, campañas de marketing focales y gran variedad de manifestaciones alternas. Es, como la moda high end, un punto de convergencia de tendencias y manifestaciones sobre el consumo vigente de la sociedad, de hecho, han surgido marcas premium especializadas en productos para sneakerheads como Common Projects o Filling Pieces y firmas de alta moda como Louboutin, Margiela o Balmain han creado líneas de sneakers que en buena parte son dirigidas a los coleccionistas y presentan estilos más exclusivos y extravagantes que las marcas comunes.

Margiela High Top Gold

Como ya mencioné, el movimiento sneakerhead se mueve y desarrolla a la par de otros elementos de la cultura pop cada vez más diversos como la música, el cine, las celebridades, el arte, la televisión y más. Los tenis ahora tienen sus propios referentes culturales, aparecen en productos de entretenimiento, cuentan con historias y trasfondos que los enriquecen como objetos de culto.  Vaya, se han convertido en una subcategoría de la moda que tiene notoriedad por si misma y está interconectada con la compleja red actual de consumo cultural y entretenimiento. En especial se relaciona con el streetwear, otra subcategoría de la industria cultural de la moda y si ponen atención, verán como desde la década de 1970 los sneakers están muy unidos a otros productos de cultura pop muy conocidos.

Reebok Voltron Lion Pack
Reebok Voltron Lion Pack
Alien Reebok Stompers
Alien Reebok Stompers

El coleccionismo de tenis, como otros nichos de culto por los objetos, tiene sus propias reglas, jerga y sistemas de valoración, igual que el coleccionismo de discos, de figuras de acción o las dinámicas de la moda de pasarelas, pero como en esos casos, se convierte en una cuestión de estilo y reglas personales dentro de un nicho cultural muy específico, pues cada coleccionista pone sus lineamientos sobre qué piezas de calzado son las que les interesan. No se sorprendan, pero es común que estas colecciones alcancen las centenas de pares.

Personalmente, colecciono exclusivamente sneakers para uso diario; no me interesa guardarlos en mint condition, ni cambiarlos o revenderlos. Me enfoco en la marca Onitsuka Tiger (luego les contaré más al respecto), especialmente en colorways de temporada y algunas ediciones especiales. Fuera de eso únicamente me interesan modelos vintage de Adidas, siluetas (modelo base) clásicas y colaboraciones especiales de Nike, Vans, Converse y Le Coq Sportif. Recientemente decidí también incluir en mi colección a Pony en ediciones especiales y modelos de temporada. Esas son las marcas y estilos que adopté para estructurar mi colección, Onitsuka y piezas que me gusten de otras marcas para usar hasta que se acaben. Y así cada sneakerhead desarrolla sus propias dinámicas y “filosofías” de coleccionismo según su estilo e intereses.

Onitsuka Tiger Mexico 66 Makumo. No los tengo todavía, pero están entre los que busco para mi colección.
Onitsuka Tiger Mexico 66 Makumo. No los tengo todavía, pero están entre los que busco desesperadamente.
Pony City Wings Numbers Collection x Dee & Ricky - Los primeros Pony en mi colección.
Los primeros Pony en mi colección.

Y como es algo tan complejo, se vuelve también una cosa muy nerd, pues no sólo se trata de tener los tenis, sino de toda la experiencia de rastrearlos, las dificultades de adquirirlos y, sobre todo, de conocer la historia detrás del desarrollo de cada par, los referentes culturales y de diseño, en fin, es toda una cultura que también implica una base de conocimiento especializado y toda una red de convivencia con un fandom. Los sneakerheads somos otra variedad de nerds como la infinidad de personas apasionadas por otros temas que hay allí afuera.

Si les interesa el tema, un buen punto de partida para saber más y, en una de esas, empezar una colección, es el documental Just For Kicks dirigido por Thibaut de Longeville y Lisa Leone y pueden verlo aquí:

Deja un comentario