Vive y deja ser geek

En las palabras de Simon Pegg: “Ser un geek se trata de ser honesto acerca de lo que disfrutas y no tener miedo de demostrar ese afecto. Significa nunca tener que apaciguar tu gusto por algo. Es básicamente un permiso para emocionarte orgullosamente de algo en un nivel algo infantil en lugar de comportarte como un supuesto adulto. Ser un geek es extremadamente liberador.”

Bajo esa luz, podríamos asumir que casi todos los que sienten pasión desbordante por algo son geeks. Todos los que pueden hablar extensivamente de eso que aman, tirando datos de trivia y recomendaciones a diestra y siniestra, son geeks. Esos que se emocionan porque algo relacionado con el objeto de su afecto está por venir son geeks. Viéndolo generosamente, y aceptando que muchos no estarán de acuerdo conmigo, los hinchas de futbol son geeks. Los überfans de X banda son geeks. Hola, fans de Harry Potter.¿Obesionados con la moda? Fashion geeks.

El término “nerd” se asocia normalmente con el geek académico, mientras que el “geek” casual, a los ojos del mundo, puede ser cualquier persona “experta” en algún tema, o lo suficientemente apasionado como para inundarte de información en .034 segundos. También se piensa que los geeks tienen una inclinación a la tecnología y los gadgets, pero obviamente, esto no es un requisito.

Creo que cuando pensamos en estos dos términos, la imagen mental del nerd y del geek ya está ahí construída en nuestro cerebro: el ñoño y el raro. Los pocosamigos. Los impopulares. Ellos, no nosotros.

Pero, por ejemplo, si eres de los que disfrutan las maquinitas / arcades de los 80 y 90: lo siento, eres un geek (o al menos tienes un poco de geek en ti). Acéptalo. Puede que no sepas mucho de ellas, pero bien que te emocionas cuando ves una y seguro que puedes hablar un buen rato de lo buenas que eran esas tardes de retas.

Intereses para obsesionarse y cosas a las que aferrarse hay muchas, pero qué bueno que siempre hay alguien que sabe más que tú en un tema, porque cuando necesitas ayuda ahí está todo ese conocimiento a un mensaje de distancia. Escuchar a alguien hablar de algo que le apasiona está, sin duda, en mi top 5 de cosas en esta vida.

Siempre es fascinante aprender algo nuevo o ver algo que ya existía desde los ojos de otra persona. Y, claro, hay temas que no me podrían importar menos (COMO EL FUTBOL, POR EJEMPLO) y aún así me da gusto que la gente se emocione con ello y aunque los chistes del América / Chivas me causan cero gracia, no me la paso diciendo que todos los que dicen “ódiame más” necesitan conseguirse una vida.

¿Saben por qué? Porque todos tenemos derecho a ponernos pendejos con lo que nos dé la gana. Así de simple.

Todo esto viene porque no he dejado de ver quejas y burlas a los usuarios de Pokemon Go en todas las redes sociales. Las inteligentísimas críticas y observaciones van del “seguro no cogen XD” al “se ven ridículos jugando Pokemon a los treinta y tantos años”, pasando por el famosísimo “tren del mame :V”…

giphy

Y yo sólo puedo pensar en lo siguiente:
¿Les afecta en algo? No.
¿Necesitan llamar la atención sin tener nada sustancial que decir? Sí.

Si no quieren leer sobre ello, pónganle mute o quiten de sus redes sociales a esa mugrosita gente que habla de cosas que a ustedes no les interesa. Rodéense mejor de pura gente a la que le guste exactamente lo mismo que a ustedes, aprendan nada nuevo y sean felices. Seguro se ponen buenísimas las conversaciones en las próximas pedas / reuniones, que son exactamente iguales a las que vienen haciendo desde que tienen 17 años, con sus mejores amigos a los que les llaman por el apodo con el que los bautizaron a los 14, hablando del mismo equipo de futbol al que empezaron a seguir cuando tenían 7. Pero, vamos, díganme una vez más cómo los aferrados somos nostros.

Hay muchas cosas que no entiendo y en las cuales jamás participaría, pero como no tengo nada más que decir ni me interesa ser el patiño de nadie, dejo que todo pase como si no me afectara… porque, sorpresa, no me afecta. Gente obsesionándose con carreras y maratones, marcas de maquillaje, el último episodio esquizofrénico de Kanye en Twitter, “el disco que Pink Floyd que tienes que escuchar para que te cambie la vida”, vegetarianismo, misiones, picnics pretenciosos, 17 memes sobre la lactancia en México… y nada. Porque todos tienen su santo grial o al menos ése tema que ahorita les apasiona. Y está bien. Qué bonito vivir en un mundo de gente apasionada, aunque no me interesen todos y cada uno de los temas, y no en uno lleno de muertos vivientes.

Cheers!

giphy (1)

Deja un comentario